¡Saludos a toda la comunidad educativa de las Escolapias de Carabanchel!

¡Saludos a toda la comunidad educativa de las Escolapias de Carabanchel!



La imagen de la parte superior corresponde a un mosaico romano de tema báquico encontrado en las inmediaciones de nuestro colegio, que actualmente se expone en el Museo Arqueológico de Madrid (antigua Casa de San Isidro).




Los objetivos de este blog son dos:

1.- Compartir ejercicios y textos relacionados con las asignaturas de Latín y Griego con nuestros alumnos del área de Cultura Clásica de la ESO y del Bachillerato de Humanidades.

2.- Dar a conocer aspectos de las asignaturas de Griego y Latín a toda nuestra comunidad educativa.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Del papiro al pergamino

  Hacia el año 200 a.C aparece el pergamino. La leyenda atribuye la creación de este material a los bibliotecarios de Pérgamo, ya que aquí existía una biblioteca rival de la Biblioteca de Alejandría. Según esta leyenda, Egipto prohibió la exportación del papiro para dificultar la expansión de la Biblioteca de Pérgamo y los habitantes de esta ciudad se vieron obligados a buscar nuevos materiales, y comenzaron a escribir los libros sobre un material hecho a partir de las pieles de cabra, vacuno u oveja. El pergamino presentaba ciertas ventajas sobre el papiro, ya que se podía escribir en ambos lados, borrar y reescribir. Era, además, resistente y transportable.
El pergamino al principio era un material  de coste bastante alto por lo que no dejó de usarse el papiro durante bastantes años. Se utilizaba el pergamino para ediciones importantes, como libros y obras jurídicas, aunque el papiro era bastante común para escritos cortos y cotidianos, como podían ser las cartas.
Al principio, un Libro de pergamino consistió en una faja enrollada, hasta que en el periodo del Imperio romano se produjo una innovación que consistió en cortar el trozo de piel tratada, plegarlo y formar los llamados "quaterniones" (cuadernos). Estos cuadernos se cosían y después se reunían unos cuantos; a continuación se cubrían con unas tapas hasta llegar a tener el aspecto de un libro actual. Estos libros fueron conocidos con el nombre de codex (de donde viene la palabra española "códice").  En cambio, los libros hechos en papiro se conocían con el nombre de volumen (de donde viene la palabra española "envolver", dado que los libros de papiro se enrollaban).
En Roma nació en seguida una industria del pergamino. 
Una de las ventajas que el pergamino tenía sobre el papiro era que se podía escribir en él por las dos caras de la piel; aun así su alto coste hizo que no sustituyeran el uso de los rollos de papiro durante bastante tiempo.
Entre los romanos, en los comienzos del siglo II, el pergamino era ya de uso corriente y fue en el periodo del Bajo Imperio cuando desplazó definitivamente al papiro que aún subsistía, pues su precio entonces era mucho más barato y era fácil de conseguir. 
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Añadir  a los datos de este artículo que el papel vegetal de resinas (el papel moderno) lo inventaron los chinos hacia el siglo II d.C.

A través de los árabes, el papel llegó a Europa, donde comenzó a usarse de forma bastante generalizada  hacia el año 1.000, pero para los documentos importantes se siguió prefiriendo el pergamino. 

La aparición de la imprenta en el siglo XV, sin embargo, aceleró la utilización del papel vegetal, mucho más barato a gran escala que el pergamino. El papel vegetal ganó definitivamente la batalla hacia el siglo XIX, y es el que actualmente usamos, mezclándolo con diversos elementos químicos (nuestro papel actual es sintético-vegetal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada